Danilo Medina no puede justificar el dinero invertido durante toda la campaña electoral, que es una fortuna incalculable.

En estos momentos, todos los ministros, viceministros, directores y subdirectores, cónsules, vicecónsules, agregados culturales, embajadores, etc., están inmersos en la campaña electoral. ¡No hay un funcionario que no esté metido de lleno en la campaña utilizando dinero, vehículos, combustible, celulares, militares, ayudantes, chóferes, etc., con recursos del Estado ante la mirada indiferente de la sociedad y del mundo!

Lo que se está gastando en propaganda y publicidad no se había visto nunca antes desde la muerte de Trujillo. No se puede ver televisión pues la cara de Danilo aparece más que la de los conductores de los espacios. Se pueden ver hasta diez spots distintos en cada cambio comercial. Es algo verdaderamente brutal y abusivo. Lo mismo ocurre en las calles y carreteras, en pueblos y campos. Las vallas de Danilo ocupan hasta las señales de tránsito.

Los 40 mil millones de pesos que dijo el presidente Leonel Fernández que tenía disponibles, más la “ayudita” del presidente de Venezuela Hugo Chávez para asfaltar las calles, hace tiempo que se gastaron. Ahora el gobierno ha puesto al servicio de Danilo los 340 mil millones de pesos del presupuesto de la nación. Por dinero Danilo no perderá. Todos los recursos del Estado están a la orden del día para Danilo. El presupuesto total de la Cancillería, de Obras Públicas, de Agricultura, de la Oficina Supervisora de Obras del Estado, del ministerio de la Presidencia, del Despacho de la Primera Dama, de la Tarjeta Solidaridad, del Banco Central y el Banco de Reservas, de Economía, Planificación y Desarrollo, de la Liga Municipal y de todos los Ayuntamientos controlados por el oficialismo, la Cámara de Diputados y de Senadores. Los recursos de las gobernaciones.

Los recursos de todas las instituciones públicas, absolutamente de todas, están al servicio de Danilo, incluyendo las Fuerzas Armadas y la Policía, porque los generales vinculados al lavado y el narcotráfico, que temen ir a la cárcel y se extraditados junto con algunos funcionarios, están activos en la campaña a favor de Danilo. Porque de eso se trata. Para muchos funcionarios y dirigentes del partido oficial, lo que está en estas elecciones son sus intereses, no los del país. Lo que está en juego es su impunidad. Hipólito es un peligro porque ha prometido enfrentar la corrupción y someter a la justicia a los corruptos. Danilo, por el contrario, es la garantía de esos funcionarios y militares. Por eso lo están apoyando vehementemente con los recursos del Estado y algo más.

Hipólito Mejía, candidato del PRD, ha estado luchando contra todos esos monstruos del dinero y la perversidad. Contra la campaña negativa y sucia. La tarea ha sido titánica.

El candidato del PRD está enfrentado al Estado de manera espartana. Su lucha no ha sido contra el dinero del Estado, también es contra el dinero del lavado y del narcotráfico. Su lucha es contra una buena parte de la prensa donde el gobierno dispuso invertir mil millones de pesos mensuales, en un año, 12 mil millones. El que no lo crea que vea o escuche la mayoría de los programas de radio y televisión, que mire los periódicos y lea los articulistas. (La compra de un caricaturista costó diez millones de pesos, sin contar otros beneficios colaterales).

Hipólito ha tenido que enfrentar, además del Estado, los demás poderes fácticos. Ha tenido en su contra al Presidente de su propio partido. Sin embargo, se mantiene puntero en la preferencia del pueblo.

Solo un hombre como Hipólito, con un arraigo popular tan fuerte, con una capacidad de trabajo impresionante para sus 70 años de edad, con un carisma fuera de serie, con su capacidad para comunicarse con la gente, ha podido soportar la embestida bestial de todos los poderes del Estado, de una buena parte de la prensa y de la iglesia católica, del narcotráfico y el lavado. Y con todos esos elementos en contra sigue primero en la lucha por la presidencia de la República. Con el apoyo de su partido y del pueblo, Hipólito ganará las elecciones. Hipólito vencerá al Estado. Hipólito no se dejará vencer del Estado de Leonel, Danilo, Margarita, Félix Bautista y Víctor Díaz Rúa, entre otros.

¡Eso es lo que se llama un tolete de candidato!

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Arriba