LA VEGA, República Dominicana.- Esta tarde fue sepultado el cadáver de una empleada de una banca de lotería que fue asesinada de dos disparos durante un atraco en el que sus asesinos cargaron con 700 pesos.
Los familiares de la mujer se aferran al ataúd, sucumbidos en el dolor de un crimen. Y es que vendiendo números, Rosaura Cruz, se topó de frente con la muerte.
Cruz, de 18 años, tenía cuatro meses laborando en la banca Winton, en Cutupú, La Vega.
El hecho ocurrió a las 8:00 de la noche de este martes, tomando por sorpresa a los moradores de la zona, los que afirman se habían registrado atracos en el lugar, pero sin baños de sangre.
Amigos y familiares de la víctima tienen sus esperanzas puestas en la actuación de las autoridades para esclarecer el crimen.
Rosaura Cruz dejó en la orfandad a un niño de casi dos años.
Mientras, la policía continúa investigando, ya que existen varias hipótesis sobre el móvil del asesinato de la joven madre.
Fuente

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Arriba