La Duquesa de Duke street fue una chef de Gran Bretaña nacida en Leyton, Essex el 26 de septiembre de 1867.

Fue muy reconocida por sus habilidades en la cocina y solían llamarla “The Queen of Cooks” (La Reina de los cocineros).

En 1902 la Duquesa se convirtió en la propietaria del hotel Cavendish, un hotel en Londres cuya reputación y reconocimiento alguna vez impresionó al Rey Eduardo VII.

A los 12 años, Rosa dejó la escuela para aprender labores domésticas, en particular las de la cocina. Su mentor fue el legendario chef Francés Georges Auguste Escoffier, quien en aquella época colaboró a la creación de la comida Francesa contemporánea.

Empezó sus labores culinarias en la casa del exiliado Comte de Paris, donde alcanzó la posición de jefa de cocina. En 1887 comenzó a cocinar para casas privadas y fue muy famosa entre la alta sociedad por su ligero gourmet estilo de cocinar. Al Rey Eduardo VII le gustó tanto su comida que llamó a Rosa para halagarla y desde entonces, por el curso de 20 años, todo aquel que recibió al Rey en su casa procuraba contratarla, ya que era bien sabido que su comida era la preferida del Rey.

En 1902 Rosa compró el hotel Cavendish, que ya tenía reputación de ser uno de los hoteles de Londres céntricos más modernos.

Muchas familias de la alta alcurnia Británica y Americanas eran huéspedes regulares en aquella época.

Antes de la primera Guerra Mundial era el hotel más moderno y demandado en la ciudad de Londres, pero luego soldados militares que lo habían perdido todo fueron recibidos en el hotel y hospedados sin pagar un centavo. La amable naturaleza de Rosa la embarcó en una aventura al estilo de Robin Hood y siguió ayudando a los pobres hasta su muerte.

Su empatía hacia otros, su humildad y las personas de alta sociedad con las que compartió, le otorgaron una gran reputación.

El 16 de Noviembre de 2006 en reconocimiento a su vida y sus logros, el Concejo de Westminster Número 68 colocó una placa conmemorativa en  la parte izquierda de la calle Jermyn  que da a la entrada del hotel Cavendish, para recordar a la Duquesa de Duke street.

Reseña

Situado en la afamada Jermyn Street, en la zona de Mayfair del centro de Londres, y paralelo a Piccadilly, el hotel de 4 estrellas Cavendish London es un paraíso de calma en pleno corazón de Londres.

Tanto si se trata de un viaje de negocios como de placer, las 230 habitaciones modernas del hotel le brindarán un entorno calmado y acogedor donde encontrará paz.

Fuente

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Arriba