Son muchos los cuidados que deben tenerse con el Bull Terrier. Como la mayoría de las personas saben, esta raza de preciadas características son perros que requiere de mucha atención y compañía. Adicionalmente, es considerado un canino donde confluyen la inteligencia y la robustez. Pero, ¿cómo explotamos estos rasgos?

Primero que todo debemos tener conciencia de que la compañía y el deporte diario son fundamentales para alcanzar la belleza en fuerza e inteligencia de este precioso animal. Podemos de manera general clasificar el cuidado del Bull Terrier en tres estadios: cachorro, adulto y vejez.

Es importante tener en cuenta que en cualquiera de los estadios el deporte es importante para este canino. El deporte le permite manejar el estrés y adicionalmente fortifica el cuerpo y desarrolla la inteligencia.

Ahora, en la etapa de cachorro es importante que permitamos que el Bull Terrier tomé leche materna por lo menos durante las primeras seis semanas. Al cabo de este tiempo es posible ir añadiendo pequeñas porciones de alimento sólido, más o menos después de los cuatro meses de vida.

En la etapa adulta, cuando el Bull Terrier cumple el año, buscaremos con ayuda del veterinario la comida adecuada. En la época de cachorro se le administran tres comidas al día, ahora se le darán dos comidas acompañadas de deporte diario. El deporte es esencial, como se mencionó anteriormente porque genera fortaleza y desarrolla la inteligencia.

Finalmente, en la etapa de la vejez, debido a que el metabolismo del Bull Terrier disminuye, es mejor alimentarlo una vez al día, y es necesario continuar con las rutinas deportivas, a fin de que el perro no engorde, ya que esto podría causarle problemas de salud.

A pesar de todos los requerimientos alrededor del cuidado de Bull Terrier, este perro, debido a su porte elegante y a su belleza, se hace merecedor de un amor más profundo y un respeto esencial.

Fuente

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Arriba