Para muchos es considerada un símbolo sexual, pero ella no lo ve así. Scarlett Johansson no entiende por qué gusta tanto a los hombres y cree que dentro de unos años ese atractivo que tanto le caracteriza desaparecerá y dejará de ser sexy.

Lo cierto es que es una actriz modesta y últimamente ha estado desaparecida. Su carrera profesional se ha detenido brevemente y la actriz se ha tomado un respiro para dedicar tiempo a su nuevo novio Nate Taylor y para plantearse nuevos retos.

«No soy sexy. Estoy convencida de que en unos años cambiaré, no seré interesante para nadie y no me reconocerán de esa manera», afirma Scarlett en Showbizspy. Parece que a la actriz no le gusta que la consideren como un 'sex symbol' sino que la reconozcan porque tiene confianza en sí misma.

Aunque recientemente no aparezca en películas ni en campañas publicitarias, los hombres siempre recurren a Scarlett porque la consideran un 'sex symbol', una de las mujeres más atractivas del mundo, aunque Scarlett se empeñe destacar su faceta más intelectual.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Arriba