A partir del 2013 científicos australianos planean empezar a probar un prototipo de ojo biónico en pacientes humanos, el que ayudaría a mejorar la visión de personas con problemas.

Desarrollado por Bionic Vision Australia, este sistema de visión artificial incluye un chip que usa 98 electrodos separados para estimular la retina del paciente, de modo que pueda “percibir visión”.El dispositivo lleva una cámara en la montura de las gafas, que se conectan a una unidad de procesamiento externo y éste, a su vez, se conecta al chip cuyos electrodos se conectarán al ojo del paciente.

No es lo mismo que ver con un ojo normal, más bien permite reconocer objetos grandes, como un auto o un edificio.Bionic Vision también trabaja en uno más certero que podría ayudar a los pacientes a reconocer caras o incluso leer textos con letras grandes, el que podría entrar en pruebas en 2014.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Arriba